Centro de endoscopia - Instituto de Enfermedades Digestivas de Torrance

CENTRO DE ENDOSCOPIA

Instituto de Enfermedades Digestivas de Torrance

Programe su consulta
  • ¿Sufre ardor de estómago, dispepsia e intolerancia alimentaria?
  • ¿Ha probado a modificar la dieta o a tomar medicamentos sin receta sin obtener mejoría?
  • ¿Se despierta en mitad de la noche con sensación de ardor en el esófago y el estómago?
  • ¿Quiere evitar esperar meses para una cita?

Si ha respondido "sí" a alguna de las preguntas anteriores, está en el lugar adecuado. Y lo que es más importante, ¡no está solo!

Muchas veces me han preguntado: "¡Doctor R! No sé qué me pasa y he ido a muchos médicos. ¿Puede ayudarme?" y la respuesta es ¡Sí! ¡PODEMOS ayudar!

Dedique unos minutos a leer atentamente las preguntas frecuentes que figuran a continuación. Le ayudará a comprender las posibles causas de su acidez, reflujo y otros problemas estomacales y a buscar el tratamiento adecuado.

Atentamente,

 

 

Dr. R.

¿Qué es la ERGE?

ERGE significa enfermedad por reflujo gastroesofágico, que es un trastorno digestivo crónico caracterizado por reflujo ácido y ardor de estómago. La ERGE se produce cuando el músculo situado en el extremo inferior del esófago, el esfínter esofágico inferior, no se cierra correctamente, lo que permite que el ácido del estómago y el contenido se devuelvan al esófago.

Los síntomas de la ERGE pueden incluir ardor de estómago, regurgitación de alimentos o líquidos ácidos, dificultad para tragar, dolor torácico, tos crónica, ronquera o dolor de garganta. Estos síntomas pueden aparecer con regularidad y afectar significativamente a la calidad de vida de una persona.

La ERGE puede estar causada por diversos factores, como la obesidad, el embarazo, la hernia de hiato, el tabaquismo y ciertos medicamentos. Ciertos alimentos y bebidas, como los alimentos grasos o fritos, los cítricos, el chocolate, el café y el alcohol, también pueden empeorar los síntomas de la ERGE.

El tratamiento de la ERGE puede incluir cambios en el estilo de vida, como perder peso, evitar alimentos desencadenantes y elevar la cabecera de la cama. También pueden utilizarse medicamentos, como antiácidos, inhibidores de la bomba de protones o bloqueadores H2, para reducir la producción de ácido y aliviar los síntomas. En casos graves, puede ser necesaria la cirugía para reforzar el esfínter esofágico inferior y prevenir el reflujo.

Programe su consulta

Causas de la ERGE

El ardor de estómago es una sensación de quemazón en el pecho o la garganta que se produce cuando el ácido del estómago regresa al esófago. Esta afección también se conoce como reflujo ácido o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Algunas causas frecuentes de la acidez estomacal son

  • Hacer comidas copiosas o comer demasiado rápido
  • El consumo de ciertos alimentos, como los picantes o grasos, el chocolate, el café y los cítricos.
  • Beber alcohol, bebidas gaseosas o cafeína
  • Fumar o consumir productos del tabaco
  • Sobrepeso u obesidad
  • Embarazo
  • Tumbarse o agacharse después de comer
  • Hernia de hiato, afección en la que la parte superior del estómago sobresale hacia el tórax a través de una pequeña abertura en el diafragma.

La acidez también puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos, como la aspirina, el ibuprofeno y algunos medicamentos para la tensión arterial. Si padece acidez frecuente o grave, es importante que hable con su médico para determinar la causa subyacente y elaborar un plan de tratamiento adecuado.

Programe su consulta

¿Qué es una EGD?

Una EGD, o esofagogastroduodenoscopia, es un tipo de endoscopia que permite a los médicos examinar el aparato digestivo superior, incluidos el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado, llamada duodeno.

Durante una EGD, se introduce por la boca un tubo flexible con una luz y una cámara en el extremo, denominado endoscopio, que se guía por la garganta hasta el interior del aparato digestivo. La cámara transmite imágenes a una pantalla, lo que permite al médico examinar el revestimiento del tubo digestivo e identificar cualquier anomalía o problema.

La EGD suele realizarse para diagnosticar y tratar diversas afecciones, como úlceras, inflamaciones, tumores o hemorragias en el tubo digestivo superior. El procedimiento también puede utilizarse para tomar muestras de tejido para pruebas posteriores o para realizar determinados tratamientos, como extirpar pólipos o detener hemorragias.

La EGD suele realizarse de forma ambulatoria y bajo sedación, y los pacientes suelen poder volver a casa el mismo día. Es importante seguir las instrucciones de preparación proporcionadas por el médico, que pueden incluir el ayuno y el ajuste del régimen de medicación, para garantizar los mejores resultados posibles y minimizar el riesgo de complicaciones.

¿Por qué es mejor que la endoscopia la realice un cirujano gastrointestinal?  

Tanto los gastroenterólogos como los cirujanos pueden realizar endoscopias. Los gastroenterólogos son médicos especializados en diagnosticar y tratar trastornos del aparato digestivo, mientras que los cirujanos son médicos especializados en realizar intervenciones quirúrgicas. La elección de quién debe realizar una endoscopia depende de varios factores, como el motivo del procedimiento, el historial médico del paciente y la disponibilidad de especialistas en la zona. En general, se puede preferir a los cirujanos para los procedimientos endoscópicos si:

  1. El paciente tiene un historial médico complejo, como cirugía abdominal previa u otras afecciones que pueden afectar al procedimiento o requerir intervención quirúrgica.
  2. La endoscopia se realiza con fines terapéuticos, como la extirpación de pólipos o el tratamiento de hemorragias, y el cirujano tiene la formación y experiencia necesarias para llevarla a cabo.
  3. El paciente requiere un procedimiento quirúrgico además de la endoscopia, como una biopsia o la extirpación de un tumor, y el cirujano puede realizar ambos procedimientos al mismo tiempo.
  4. Los cirujanos conocen a fondo la anatomía gastrointestinal gracias a las numerosas intervenciones quirúrgicas que han realizado. Esta experiencia ayuda al cirujano a identificar con mayor precisión problemas anatómicos como hernias de hiato, reflujo, etc. durante la endoscopia.
                                                          
Programe su consulta

¿Qué es una hernia de hiato?

Una hernia de hiato es una afección que se produce cuando una porción del estómago sobresale a través del diafragma hacia la cavidad torácica. El diafragma es un músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal y desempeña un papel fundamental en la respiración.

Existen dos tipos de hernia de hiato: deslizante y paraesofágica. Las hernias de hiato deslizantes son las más frecuentes y se producen cuando la unión del esófago con el estómago se desliza hacia el tórax a través del hiato, una abertura del diafragma. Las hernias de hiato paraesofágicas se producen cuando una porción del estómago sobresale hacia el tórax junto con el esófago.

Las hernias de hiato pueden deberse a un debilitamiento de los músculos y tejidos que rodean el hiato. Los factores de riesgo de las hernias de hiato son la edad, la obesidad, el tabaquismo y la tos crónica. En muchos casos, las hernias de hiato no causan ningún síntoma y pueden descubrirse incidentalmente durante pruebas de imagen para otras afecciones. Sin embargo, algunas personas con hernias de hiato pueden experimentar síntomas como acidez, reflujo ácido, dificultad para tragar, dolor torácico o dificultad para respirar.

El tratamiento de las hernias de hiato puede incluir cambios en el estilo de vida, como perder peso, evitar comidas copiosas y elevar la cabecera de la cama. También pueden utilizarse medicamentos, como antiácidos o inhibidores de la bomba de protones, para aliviar los síntomas. En casos graves, puede ser necesaria la cirugía para reparar la hernia y evitar complicaciones como la estrangulación o la obstrucción. Para más información sobre la hernia de hiato, haga clic aquí.

Nuestras ventajas 

Nuestra consulta y centro de endoscopia integrados nos permiten programar su intervención de forma rápida y cómoda. Nuestros experimentados cirujanos, anestesistas y enfermeras proporcionan una atención excelente en unas instalaciones acreditadas.

Cita el mismo día están disponibles. Aproveche nuestra consulta gratuita con su seguro PPO.  

¿Y si necesito procedimientos adicionales? 

La discusión de los resultados de la endoscopia con el paciente es una parte importante del proceso de diagnóstico, ya que permite al paciente comprender su enfermedad y participar en el proceso de planificación del tratamiento. Nuestro proceso para comentar los resultados de la endoscopia con el paciente:

  1. Proporcionamos una explicación clara y comprensible de los hallazgos: Es importante utilizar un lenguaje sencillo y evitar la jerga médica al comentar los hallazgos de la endoscopia con el paciente. Explique lo que se encontró durante el procedimiento y cómo se relaciona con los síntomas y la salud general del paciente.
  2. Discutimos las implicaciones de los hallazgos: Si la endoscopia revela un diagnóstico o una afección que requiere tratamiento, explique las implicaciones de los hallazgos y lo que el paciente puede esperar en cuanto a síntomas, evolución de la enfermedad y opciones de tratamiento.
  3. Abordamos las preocupaciones y preguntas del paciente: Los hallazgos de la endoscopia pueden ser preocupantes y suscitar preguntas o ansiedad en el paciente. Anime al paciente a hacer preguntas y a abordar cualquier preocupación que pueda tener sobre los hallazgos, el procedimiento o las opciones de tratamiento.
  4. Proporcionamos educación y recursos: Proporcionar al paciente recursos educativos, como folletos o recursos en línea, que puedan ayudarle a comprender su enfermedad y las opciones de tratamiento. Proporcionamos instrucciones claras sobre las pruebas o citas de seguimiento que puedan ser necesarias.
  5. Colaboramos con el paciente en la planificación del tratamiento: Trabajamos con el paciente para desarrollar un plan de tratamiento que se adapte a sus necesidades y preferencias individuales. Discutimos los riesgos y beneficios de las distintas opciones de tratamiento e implicamos al paciente en el proceso de toma de decisiones.

En general, la discusión de los resultados de la endoscopia con el paciente requiere una comunicación clara, empatía y colaboración entre el médico y el paciente. Trabajando juntos, el paciente puede comprender mejor su enfermedad y asumir un papel activo en su tratamiento y cuidados.

¿Por dónde empiezo?

Llámenos hoy al (310) 326-3075 o haga clic abajo para programar su cita en el mismo día, telemedicina o en persona. Nuestro amable equipo le guiará de la A a la Z sin complicaciones.

Programe su consulta

Visita virtual de las instalaciones

Programar una consulta

Rellene el siguiente formulario o llame por teléfono (310) 326-3075 para concertar una cita con uno de nuestros Cirujanos Gastrointestinales Avanzados y comentar sus opciones: